NUESTRO BLOG

Por qué tiene mala fama el Botox?.

  • 16493
Para empezar, decir que Botox es el nombre con el que se comercializó por primera vez la toxina botulínica. Actualmente existen otras marcas con las que se comercializa, pero popularmente se utiliza la palabra Botox. 

A pesar de que la toxina Botulínica (Botox, Azzalure) es una herramienta muy útil para mejorar el aspecto físico, tiene muy mala prensa. Esto es debido al mal uso que se le ha dado en algunos casos, y a que muchas personas confunden la toxina botulínica con productos de relleno.

Lo primero que vamos a hacer es explicar como funciona. Actúa reduciendo la contracción de los músculos faciales donde se coloca. Al reducir su contracción, conseguimos suavizar las arrugas de expresión. Las arrugas de expresión aparecen en la frente, en el entrecejo, y en la región lateral de los ojos (patas de gallo). Además, al poder modular la contracción de los músculos faciales, la toxina botulínica da un aspecto más relajado y menos duro de la mirada (a los pacientes les dicen que hacen buena cara). Otra cualidad muy interesante de la toxina botulínica es su capacidad para mejorar el aspecto de las cejas. La forma y la posición de las cejas vienen determinadas por la acción del músculo frontal (tira de ellas hacia arriba), de los músculos del entrecejo (tira hacia abajo de la cabeza de la ceja), y de la región lateral del músculo orbicular (tira hacia abajo de la cola de la ceja). Con Botox podemos subir cejas caídas, feminizar cejas muy duras, y modular la forma de cejas desequilibradas. En definitiva, podemos conseguir muchos de los objetivos que perseguimos al hacer una cirugía tan importante como el lifting frontal.



 

 

 

 

 

 

 

Si uno tiene en cuenta todo lo anterior, y aplica la toxina botulínica con sensatez, el resultado será bueno, y nunca más veremos esas caras inexpresivas, como heladas (sin arrugas pero raras). Además, es un procedimiento que se realiza en pocos minutos, y que permite seguir con la vida cotidiana inmediatamente.

En ocasiones, oigo:
No. Botox no, que me deja la cara hinchada.



Esto es completamente falso. El botox no hincha. Se confunde la toxina botulínica con los productos de relleno. De hecho, la toxina botulínica prácticamente solo se aplica en la frente, cejas y alrededor de los ojos. El tratamiento de los labios, se realiza con rellenos, normalmente ácido hialurónico.

Concluiré, diciendo que el tratamiento con toxina debe centrarse en la forma de las cejas, y en segundo lugar en eliminar las arrugas, pero nunca al revés. Un tratamiento hecho con este criterio mejorará la forma de las cejas, mejorando la mirada, reducirá las arrugas frontales, las del entrecejo, y las patas de gallo, nos dará un aspecto descansado, pero sin perder la posibilidad de expresar nuestras emociones (es decir, no nos dejará la cara planchada). Aprovecho esto para criticar algunas campañas publicitarias que ofrecen tratamientos con toxina botulínica muy baratos donde te cobran por zonas (entrecejo o patas de gallo o frente), sin tener en cuenta la mirada de forma global. Te tratan una arruga con unas pocas unidades de toxina, y sí, disminuyen la arruga, pero desequilibran la mirada, dando lugar a resultados mediocres.

Dr. David Romero Riu

Dr. Esteve Darwich Soliva

Epidermos BCN

Dermatología, Cirugía Plástica y Estética

Passeig de la Bonanova 61, 1º1

08017, Barcelona

932124299

www.epidermos.com

https://plus.google.com


¿Te ha gustado?

Comentarios 0 comentarios