NUESTRO BLOG

Tratamiento del Carcinoma Basocelular con cirugía micrográfica de Mohs.

tratamiento-del-carcinoma-basocelular-con-cirugia-micrografica-de-mohs
  • Epidermos
  • 396

La Cirugía micrográfica de Mohs es una técnica quirúrgica para el tratamiento del carcinoma basocelular. El Carcinoma Basocelular es el tumor cutáneo maligno más frecuente que, afecta con mayor frecuencia zonas expuestas al sol. Es un tumor que progresa sólo a nivel local sin generar metástasis, por lo que raramente compromete la vida del paciente, sin embargo si no se trata puede ser muy mutilante. Esto último es especialmente importante cuando el carcinoma basocelular afecta la cara. Existen múltiples opciones para el tratamiento del carcinoma basocelular en función de su localización y agresividad como son la terapia fotodinámica, la  radioterapia o la cirugía. 

En los últimos años se ha desarrollado una nueva técnica quirúrgica llamada cirugía micrográfica de Mohs.  Con esta técnica se busca la extirpación completa del tumor con la máxima conservación del tejido sano. Se realiza bajo anestesia local, extirpándose en una primera fase el tumor y sus bordes. Posteriormente se realiza un estudio histológico de todos los bordes permitiendo establecer con gran precisión si se ha extirpado en su totalidad. En el caso de que quedase parte del tumor, nos permite saber exactamente dónde está y extirpar sólo la zona afecta. La intervención finalizará cuando se haya extirpado el tumor completamente. 

Actualmente la cirugía de Mohs se considera el tratamiento más adecuado de carcinomas basocelulares mal delimitados y/o agresivos de nariz orejas y párpados.

Aunque el dermatólogo es la persona encargada de hacer el diagnóstico, el carcinoma basocelular normalmente aparece como un granito o verruguita que crece progresivamente, normalmente de forma lenta. Puede ser de color blanquinoso, rojizo, color carne, o tener una coloración marrón-negra. Por lo tanto, deberíamos acudir a un dermatólogo ante una lesión en la piel que:

  • De nueva aparición que crece progresivamente.
  • Si tenemos una herida que no cura tras 2-3 semanas, ya que las heridas normales raramente tardan más de 15 días en curar. Es muy típico del carcinoma basocelular que se presente como una heridita en la piel, que parece que cura pero se abre de nuevo una y otra vez.
  • Algunos pacientes refieren que tras un pequeño golpe aparece una herida. Y la herida no acaba de curar nunca. El golpe, en realidad no es la causa del carcinoma. La lesión ya estaba allí, pero como a veces son de color carne y casi planos es difícil verlos. Lo que pasa es que la piel que cubre el carcinoma basocelular acostumbra a ser muy débil, y se rompe con facilidad. De ahí la aparición de heridas ante mínimos traumatismos.

La Cirugía Micrográfica de Mohs se ha convertido en la mejor opción para el tratamiento de carcinomas basocelulares de límites mal definidos, y patrón agresivo (infiltrante, esclerodermiforme o morfeiforme) en localizaciones donde es importante ahorrar tejido (nariz, oreja y párpados).

Dr. Emili Masferrer i Niubò

Epidermos Barcelona
Dermatología y Cirugía Estética
Paseo de la Bonanova 61, 1º1
08017, Barcelona
932124299
www.epidermos.com
https://plus.google.com

logo.png

¿Te ha gustado?

Comentarios 0 comentarios