Novedades en el tratamiento del Melanoma Avanzado con bortezomib y alisertib

Publicado en: Dermatología | 0

El Dr. Josep Ramon Ferreres es miembro del equipo de Epidermos BCN, y un respetado especialista en el diagnóstico y tratamiento del Melanoma Maligno.

El cáncer de piel es un problema cada vez más frecuente como consecuencia del abuso de la exposición a la radiación solar. El Melanoma o «lunar maligno» es el caso más grave, ya que es potencialmente mortal. El Diagnóstico precoz es la forma más útil para poder curar a los pacientes con melanoma, ya que el 100% de los casos son curables si se diagnóstican a tiempo. En los casos en que se diagnostica en fases avanzadas, cada vez existen mejores terapias para frenar la progresión de esta terrible enfermedad.

El Dr. Ferreres, junto con el equipo de investigadores del  Hospital de Bellvitge –IDIBELL- Hospital Clinic de Barcelona –IDIBAPS, han publicado recientemente en la prestigiosa revista Journal Investigative Dermatology un artículo titulado:

  “AURORA A overexpression (AURKA) is driven by FOXM1 and MAPK/ERK activation in melanoma cells harbouring BRAF or NRAS mutations: Impact on melanoma prognosis and therapy”. 

En esta investigación han podido reportar nuevas terapias para los pacientes con melanoma avanzado con fármacos como son bortezomib y alisertib . Este descubrimiento sigue la línea de la activa investigación que se está desarrollando en nuestro país en el campo del cáncer de piel. Si bien, queda mucho trabajo por hacer, los avances realizados en los últimos años ayudan a ser optimistas, y a tener la esperanza de que algún día encontraremos una cura para los casos más avanzados de melanoma maligno.

Aunque hasta que esa cura llegue, lo más importante es el dignóstico precoz. Hay signos que pueden ayudarnos a detectar si el lunar que tenemos se está volviéndo, o ya es maligno. La famosa regla del ABCDE es una regla nemotécnica que no permite recordar estos signos:

  • Asimetría: las pecas o lunares muy asimétricos tienen una probabilidad mayor de ser malignos.
  • Bordes irregulares: los melanomas o lunares malignos suelen ser de bordes irregulares.
  • Colores variados: un lunar con más de 2-3 colores tiene un riesgo mayor.
  • Diámetro: los lunares de más de 6 mm de diámetro suponen un mayor peligro de ser un melanoma.​
  • Evolución: los lunares benignos cambian poco a lo largo de los años, y si lo hacen, es de forma muy progresiva. Si un lunar cambis en pocos meses, deberíamos acudir a que lo vea un dermatólogo.

La Dermatoscopia o Epiluminiscencia es la valoración de los lunares por Dermatólogos expertos utilizando un dermatoscopio. Si la regla del ABCDE la puede utilizar cualquier persona en su casa, la dermatoscopia es una técnica que permite valorar estructuras del lunar que el ojo humano no puede ver. Además, si el paciente tiene muchos lunares, la dermatoscopia se puede digitalizar realizándose mapas digitales que permitan hacer un seguimiento a lo largo del tiempo. El Mapa Digital de lunares es la mejor forma para detectar el cáncer de piel, incluso antes de que el lunar se vuelva maligno.