melasma_tranexamico

Melasma. Qué es y que láseres son los más efectivos para su eliminación?.

Publicado en: Dermatología | 0

El melasma, también llamado paño, cloasma o mascara del embarazo es un motivo de consulta frecuente en la práctica dermatológica.  Se trata de una pigmentación azulada o marronosa facial, que suele afectar a las mejillas o a la zona del bigote aunque podemos encontrarla en otras zonas de la cara e incluso en los antebrazos. Suele tener una distribución simétrica y en su aparición están implicados factores hormonales (embarazo, alteraciones hormonales, anticonceptivos hormonales) genéticos, farmacológicos y ambientales (sobretodo la exposición al sol). Aunque puede afectar a hombres, es mucho más frecuente en mujeres. No debemos confundir el melasma con las manchas solares de envejecimiento cutáneo (léntigos), que aparecen por el daño solar acumulado a lo largo de los años. El melasma sobretodo aparece en mujeres en edad fértil (premenopáusicas)

 

Para poder tratar el melasma de forma eficaz y prevenir su reaparición, es fundamental que el paciente sea valorado por un dermatólogo para descartar factores desencadenantes y elegir el mejor tratamiento. Lo más efectivo es la combinación de múltiples métodos que incluyen despigmentantes químicos, homogenizadores de la piel, protección solar estricta y en muchos casos, láser o peeling.

 

En cuanto al tratamiento con láser del melasma, los resultados más satisfactorios suelen obtenerse con los Q-switched, luz pulsada o bien láseres fraccionados. Los pacientes deben ser valorados por un dermatólogo experto en el tratamiento de esta patología debido a su tendencia a la recurrencia, ya que éste asesorará sobre el láser más adecuado en cada caso. Dependiendo de la cantidad de pigmento, el melasma será más o menos intenso, y dependiendo del nivel de profundidad donde se acumule el pigmento, el color será más marronoso (melasma epidérmico o superficial), o gris-azulado (melasma dérmico o profundo).  Esto hace que en ocasiones, sea necesario combinar diferentes láseres en una misma sesión para llegar a todos los niveles.

Para concluir, queremos dejar claro que el melasma requiere de un enfoque combinado:

  1. Eliminar o reducir los factores desencadenantes: protección solar, eliminar anticonceptivos hormonales.
  2. Consejo cosmético: despigmentantes, homogenizadores e iluminadores. Con esto y la protección solar en ocasiones ya es suficiente para obtener un buen resultado, y además nos ayuda a estabilizar la piel si posteriormente queremos hacer un láser o peeling.
  3. Láseres o peelings. Un error muy común, que vemos que con frecuencia se comete en centros de estética donde no hay especialistas en dermatología, es saltarse el punto 2, y tratar el melasma como si fuera una mancha solar de envejecimiento cutáneo (léntigo). Al hacer esto la mejoría es transitoria, y lo peor es que en algunos casos puede incluso empeorar.

 

Dra. Sara Gómez Armayones.

Epidermos Barcelona
Dermatología y Cirugía Estética